Bienvenid@ a Bangkok.

Vietnam y Tailandia 14 001

La llegada al aeropuerto de Suvarnabhumi en Bangkok, tras tantas horas de vuelo, la recuerdo perfecta. En inmigración fueron amables y rápidos, el equipaje no tardó nada en salir, justo lo que necesitabamos. Personalmente estaba un poco sugestionada con el problema que está teniendo actualmente la mujer de Fran Cuesta, el leonés de “Fran de la Jungla” y todas las películas en las que aparece droga en tu maleta y acabas pudriéndote en una cárcel tailandesa, pero nada de nada, son geniales.El aeropuerto es enorme, todo muy bien indicado, el Sky Train que te baja al centro es muy nuevo y cómodo, además de barato. Una hora después de aterrizar la estabamos tomando un taxi en Phaya Thai para ir a nuestro hotel en el barrio viejo.

Vietnam y Tailandia 14 003 Vietnam y Tailandia 14 002

Al llegara Rambutri Road, donde estaba nuestro hotel del mismo nombre, te das cuenta que estas con todos los turistas de Bangkok, pero te quedas corto porque no has visitado la vecina calle de Kaosan. La zona es muy animada, la verdad, aunque esté lleno de occidentales. Alli te empiezas a empapar de los colores, olores, sabores de un país nuevo, de una cultura diferente totalmente a la tuya. Esa misma noche nos compramos un platillo de saltamontes y otros insectos para comer. Ya los habiamos probado en Japón y aunque cuesta, si no miras y los pruebas, saben a cacahuete.

Habíamos estado en Tokio hace algunos años y ciertas zonas de Bangkok te recuerdan a la ciudad japonesa. Sin embargo aquí todo es jaleo, mucho ruido, confusión. Lo primero que descubres es que como peatón tienes que estar buscándote la vida continuamente porque  el paso de cebra se lo pasan por el arco del triunfo (ya hablaremos de Hanoi en otro post). Otra diferencia importante es que tienes que regatear todo lo que compras, todo. Es cansado y tienes la sensación de que ellos siempre son los que hacen negocio y no tu, pero para esto has venido. Sin embargo aunque tienes la sensación de ser un euro con patas no son agobiantes como en Etiopía, aquello fue horroroso.

El Patrimonio: Templos y Palacios.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De camino al Gran Palacio, era divertido comprobar la veneración que tienen por su rey, grandes pancartas o cuadros enormes con ribetes dorados están mires donde mires. Nos hacía gracia imaginar lo mismo en España con el nuevo Felipe VI. Habia montones de tiendas que vendían imágenes del rey, la reina y sus escudos. Ya en el complejo del palacio tuvimos que vestirnos decorosamente porque los pantalones cortos y los tirantes no son adecuados aunque la temperatura sea infernal. Allí se visita el templo llamado Wat Pho que es una pasada, es el que más me ha gustado, impresionante. Los jardines del palacio y los edificios con sus tejados orientales, también es digno de ver. Me acordaba de aquella película: Ana y el rey, protagonizada por Jodie Foster. El rey de la entonces Siam,  era Mongkuk, Rama IV. Estoy deseando llegar a casa para verla de nuevo.

Después fuimos a otro monumento conocido como el templo del buda esmeralda, un enorme buda recostado y cubierto de oro imagínate, casi nada. El siguiente destino fue el río, queríamos cruzarlo en una barcaza para ver el templo de Arun, una mole de piedra desde el que se tienen unas bonitas vistas de la “ciudad de los angeles”, que es lo que significa Bangkok.

Vietnam y Tailandia 14 004Vietnam y Tailandia 14 013 Vietnam y Tailandia 14 012

Para rematar la jornada un pescado fresco (visualmente nada apetecible) pero había hambre y un riquísimo Pad Tai. Después una visita a la zona nueva, en concreto subimos al rascacielos de Baiyoke II con una vistas 360º fabulosas de Bangkok y unas cervecitas en la zona de ocio de Sukhumvit.

El nuevo Bangkok.

El segundo día de la visita conocimos en nuevo Bangkok, la ciudad cosmopolita con sus rascacielos, centros comerciales y estilo de vida. Bajamos en taxi al famoso MBK, un centro comercial enorme y algo caótico, con interminables puestos. Después salimos a la calle, queríamos sentir de nuevo el pulso de la ciudad pero el calor era realmente asfixiante. Callejones de apenas 4 metros de ancho llenos de minúsculos establecimientos de unos 3 metros cuadrados, uno tras otro sin espacio para caminar, con sus propietarios o dependientas sentados en el suelo, resultaba algo agobiante.

Un rato más tarde nos decidimos a entrar en un centro comercial moderno y de singular arquitectura que llamó mi atención. Este era otro ambiente, otro panorama. Tiendas muy bien puestas, aire acondicionado y la entrada a la otra realidad de un país sin clase media. De pronto estabamos en la entrada del Centro Comercial Siam Parangon, que hacía gala a su nombre y había sido inaugurado pocos años antes por la propia hija del Rey. Parangon Center es puro lujo, Channel, Cartier, Bulgari, Rolex… en la planta principal, grandes pasillos, mármol, tranquilidad. Desde allí se abre un gran hall hacia la planta inferior donde, a esa hora, estaba abarrotado de gente comiendo. Era una especie de SuperCor con un montón de puestos de comida, con un aspecto increíble y muy variado. Lo mismo que habíamos estado viendo por la calle, pero ahora bien puesto. Decenas de mesas a tu disposición para sentarte a comer lo que quisieras comprar para comer. Fue una comida estupenda.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tras el oasis salimos a pasar calor de nuevo. Queríamos conocer el metro y no decepcionó, muy limpio y moderno, viajamos hasta la parada de Lumpini, donde esta la entrada al parque del mismo nombre y que las guías y blogs recomiendan visitar. La verdad es que me pareció un parque normalito, he tenido la fortuna de estar en Tokio en el jardín de Hamarikyú – Teien o Central Park para mi desgracia, cada vez me impresionan menos cosas. De vuelta al hotel una ducha y salimos a Kaosan a cenar y darnos la última vuelta por el bullicio de Bangkok.

Vietnam y Tailandia 14 016

En 10 días volveremos de Vietnam a Tailandia, pero ya será para descansar en Puket que nos lo habremos ganado.

Anuncios

Un pensamiento en “Bienvenid@ a Bangkok.

  1. Pingback: Vietnam: Hanoi. | El Blog de Mariajo Rodríguez.

Los comentarios están cerrados.