Cambiar de perspectiva para conseguir el éxito.

realizacion

He llegado a la conclusión que el éxito es sinónimo de felicidad, es una aceptación de la vida que elegimos vivir. Cuando estamos contentos de lo que tenemos, los demás, sea a nivel personal o profesional, reconocen esta realidad. Transmitimos buenas o malas vibraciones, seguridad o incertidumbre, frustración o realización y todo ello nos es devuelto con la misma intensidad. Éxito es realización desde el punto de vista social y la autorealización es crecimiento y conduce a la felicidad.

Por ese motivo si, realmente, deseamos realizarnos personal o profesionamente hemos de cambiar ciertas cosas de nuestra vida que nos alejan de este objetivo.

El concepto de pensamiento líquido surge por oposición a lo que Edward Bono llama “pensamiento sólido” que es la incapacidad de ver las cosas desde distintas perspectivas. Me compré el libro, “Pensamiento Líquido” de Damien Hugues porque estoy convencida de que las cosas realmente suceden si buscamos incansablemente nuevos puntos de vista en nuestra forma de hacer las cosas.

A menudo transitamos por la vida esperando que ocurran cosas que deseamos, envidiamos, creemos necesarias. Sin embargo hemos de cambiar el chip, comprender que la llave está en nuestra mano o que estamos desenfocados y es difícil llegar a la meta sin rumbo.

“Las personas que tiene éxito en la vida tienen una visión clara y definida de lo que quieren”.

TIPOS DE PERSONAS.

Dado que la actitud es la que marca la diferencia entre lo corriente y lo extraordinario, es la predisposición y el interés que ponemos en las cosas la que hace que seamos capaces de subir el listón. Desde luego está el talento, la suerte, el destino, pero me temo que los resultados están donde no hay sitio para las excusas.

Dicen que hay tres tipos de personas en el mundo:

– Las que preguntan ¿Qué ha sucedido?
– Las que ven lo que sucede 
– Las que hacen que las cosas sucedan

¿Qué tipo de persona eres? ¿Cuál te gustaría ser? pueden ser preguntas que nos ayuden a ubicarnos.

success

La primera acción que podemos tomar es admitir que somos 100% responsables de nuestras vidas, sentimientos, resultados, que somos la causa y no el efecto. Tenemos que dejar de culpar a los demás y aceptar nuestra responsabilidad personal.

Freud llamó “la semilla dorada” a nuestro objetivo, sin definir que nos gusta, en que somos buenos, a donde queremos llegar o cómo queremos vivir nuestra vida daremos tumbos, rodeos y puede que no lleguemos nunca a nuestro destino.

Una vez que hemos reflexionado sobre lo que queremos conseguir debemos ponernos en marcha y disfrutar del camino a la meta.

HAMBRE DE ÉXITO.

” Sueño, contrasto mis sueños con lo que creo, me atrevo a correr riesgos y luego llevo mi visión a la práctica para hacer realidad mis sueños” Walt Disney

Como mi idea personal del éxito no tenía porque coincidir con la de los demás, hice está pregunta en un grupo al que pertenezco en Linkedin, la red social profesional. Me sorprendió que, para bastantes de los que me respondieron, el éxito es una cuestión de reconocimiento profesional. ¿Estás deacuerdo? Personalmente, pienso que el éxito personal tiene una fuerza de transformación más importante y por eso la pongo delante de la profesional.

mochileros

Estas son algunas ideas que propone Hugues a la hora de entender este concepto:

– el éxito es un viaje, no un destino.

“El viaje más feliz no se hace con los ojos bajos, viendo sólo unos pies cansados y polvorientos. Se hace con la mirada alta para apreciar su importancia y para imaginar que puede haber más allá” Edward B. Nervill – Vicepresidente de General Motors

el éxito es la realización de tus sueños
– el éxito es una meta que merece la pena, debes estar enamorado de tu meta y disfrutar tratando de alcanzarla.
– el éxito es una elección, una decisión.

Moraleja, tomate la vida como un viaje hacia tus sueños en el que tienes el control de lo que pasa. En este recorrido tomarás decisiones que a veces serán acertadas y otras no, aunque personalmente siempre digo: “Si tu tomaste la decisión, fue acertada. Si la tomaron por ti, cometiste un error”.

Anuncios