¿Qué significa estar en forma?

La forma física es un concepto subjetivo regido por la imagen corporal propia y el estereotipo de salud que cada individuo tiene. Por lo tanto, mi idea de lo que es mantener la forma puede diferir de la que tiene otra persona. Sin embargo, hay parámetros de salud como el peso, características físicas (fuerza, resistencia, flexibilidad, etc), aparición de enfermedades, signos de envejecimiento prematuro y otros, que permiten estandarizar este concepto.

Además, la forma física es el espejo de la realidad psicológica de una persona. Y también, un problema físico puede afectarnos emocional y actitudinalmente. Por lo tanto, todos estos aspectos sabemos que están relacionados, pero muchas veces nos abandonamos . Justificamos nuestra estado actual de mil maneras y entramos en una vorágine de desidia física y metal.

Antes de los 40 tengo que entrar en la talla 40.

El año pasado, con la crisis de los 40 llamando a mi puerta, me marqué este objetivo dos meses o tres antes de mi cumpleaños. Hace tiempo un nutricionista me había ayudado a perder 5 kilos y he repescado esta dieta varias veces. Entonces, manteniendo el entrenamiento del gimnasio, un par de días o tres, quitándome el pan y las panteras rosas, la cerveza y poco más, lo conseguí. Me esforcé en bajar una talla, un objetivo SMART ( específico, medible, alcanzable, realista y temporalizable o limitado en el tiempo), por eso lo logré.

Esto es muy importante, no vale con decir: “Quiero estar en forma, quiero perder peso, quiero ganar músculo…” Hay que definir el objetivo como SMART, de otro modo no sabremos medir nuestra evolución y tomar medidas en caso de alejarnos de la meta.

¡Quiero estar como cuando tenía 25!

Este año la crisis seguía acechándome. Además, mi trabajo estaba afectando mi ánimo, descanso, optimismo y motivación. En invierno había recuperado la talla y probablemente, ganado otra. Comprar ropa nunca se me ha dado muy bien, pero ya era una tortura. Lo que me gustaba no me valía y lo que me valía, no me gustaba.

He trabajado en una de las mejores cadenas europeas de fitness y conozco los métodos de entrenamiento que debo utilizar, tanto para bajar de peso como para ganar músculo o mejorar resistencia aeróbica, anaeróbica, etc. Pero está vez necesitaba ayuda y eso es lo que recomiendo hacer. Si existe motivación para empezar, hay que saber que el camino es difícil y se puede perder el rumbo sin una adecuada orientación.

¿Qué necesito para llegar a la meta?

De diciembre a marzo abandoné el gimnasio y me compré un set para hacer Body Pump en casa. Estaba harta de pegarme por un sitio en mi clase preferida y las instalaciones estaban obsoletas. En casa no lo hice mal, pasé a entrenar un día más haciendo Body Combat. Además, empecé a entrenar un día a la semana con Marta Campo, profesora de padel. Siempre defenderé el aprendizaje uno a uno, ya que está adaptado a ti y consigues resultados de calidad y mucho antes.

Sin embargo, no era suficiente. Hacía 10 fondos y me temblaban los brazos. Entonces volví a apuntarme al gimnasio, mi idea era contratar un/una entrenador/a personal.  Cuando oigo a la gente que dice : “es que yo odio los gimnasios, no me gustan los sitios cerrados”, me da ganas de responder: “¿y qué es mejor, tener sobrepeso, no tocarte la punta de los pies con los dedos de la mano, asfixiarte al subir a un tercer piso…? Pues claro, a mi me encantaría hacer una ruta de senderismo todos los días, dar un paseo en bici, jugar un partido de padel, nadar un rato en el mar…pero el tiempo hoy es un lujo y en el gimnasio puedes aprovecharlo.

15 sesiones de entrenamiento personal  con Juan Carlos en dos meses, entrenamiento en suspensión, crossfit y cuando me fui de vacaciones a Etiopía, había mejorado mi composición corporal sustancialmente (menos grasa, más magro). Es verdad que ir de vacaciones a un país así ayuda a no engordar, pero perdí casi 2 kilos de músculo.

Entonces llegó la parte indivisible de un objetivo como este: la dieta.

La capita de grasa del jamón.

Cuando la nutricionista me preguntó que quería conseguir, pensé: “estar como tu condenada”. Pero está claro que a ella no le gusta el jamón ibérico tanto como a mi.

Después de tres meses haciendo la compra más sana y barata de mi vida, los resultados están ahí. Es verdad que al principio ansiaba el fin de semana para relajarme y comer lo que me apeteciera. Después, he llegado a un punto en el que no tengo ganas de pasarme porque los beneficios de no hacerlo son mayores y mi estómago ya no está acostumbrado a la morcilla leonesa.

Conclusiones y sensaciones.

Estar en forma para mi es ponerme la ropa que me gusta, mirarme al espejo y sentirme a gusto con lo que veo. Cuando tu estado físico es adecuado eres capaz de marcarte metas mayores porque confías en tus posibilidades. Sabes que estás en forma cuando llegas a bolas (en padel o tenis) por las que antes ni arrancabas. Cuando haces el amor y no resoplas. Cuando te vas a esquiar y no tienes que parar cada 300 metros.

No voy a estar nunca más como cuando tenía 25 porque ahora, puede, que esté mejor. Y las sensaciones son fabulosas. Me ha encantado sacar la ropa del invierno y que todos los pantalones me queden grandes.

Los atajos no proporcionan resultados a largo plazo. Estar en forma supone esfuerzo, resistencia, saber disfrutar del camino y las metas parciales. Hay que sudar la camiseta, dedicar más tiempo a entrenar, renunciar a los bares (al menos entre semana) y evitar las tentaciones. Es bueno visualizarse en ese momento de forma que quieres conseguir. Este año voy a disfrutar más que nunca del esquí.

Enfrentarse con la báscula o verse con la báscula, esto es como lo del vaso medio lleno o medio vacío. Hay que medir el progreso o retroceso regularmente, y no hacer un drama si algo va mal.

Aviso: la mayoría de la gente te dirá: “¡estás obsesionada, pero si estás bien!” o “¿estás enferma? o “ya te has quedado bien, ya no adelgaces más”. Ponte unas orejeras imaginarias y no les hagas caso, yo no hago caso.

Sigue adelante y cuando llegues a la meta, levanta los brazos.

Anuncios

4 pensamientos en “¿Qué significa estar en forma?

  1. Pingback: Body Pump: 10 años de recompensa. | El Blog de Mariajo Rodríguez.

  2. Pingback: El talento de Mr. Biktoor. | El Blog de Mariajo Rodríguez.

  3. Hola Jessy, gracias por visitar mi blog!
    Sigo entrenando en el Gimnasio Victoria aunque ya por mi cuenta desde hace tiempo. Respecto a la alimentación. De aquella dieta que hice, conservo bastantes hábitos, me ha venido muy bien. Hace un par de meses me he hecho un test de intolerancia alimentaria en la farmacia Rodriguez Tato de Ponferrada y me ha servido para saber que alimentos no me van bien. He incorporado nuevos alimentos y he dejado otros, estoy probando como me sienta y la verdad es que estoy contenta ya que de manera indirecta he perdido algo de grasa. El mejor entrenador del Gimnasio Victoria se llama Federico, es un crack!

Los comentarios están cerrados.