Esquiar en Zermatt – Cervinia.

El dominio Zermatt – Cervinia, Ski Paradise, se encuentra al sur de Suiza y cuenta con más de 300 km de pistas. El simple viaje desde Zurich en tren es precioso y dura unas tres horas . El pueblo está libre de tráfico, solamente circulan vehículos eléctricos y tienen un sistema de mini bus gratuito. Las casas, negocios, todo en esta localidad está hecho para ser bonito…y caro.

Zermatt – Matterhorn.

La zona suiza está rodeada de moles de granito y la silueta de los picos da un carácter sombrío al valle. Las pistas son muy buenas, en zonas intermedias y bajas las pistas discurren entre bosques estrechándose pero, aunque cueste creerlo, en muchas hay que remar para seguir bajando. Me encantó el tren cremallera Riffelap que lleva a una cota de 3090 metros en Gronergrat, tiene su cosa coger un tren para seguir esquiando. Desde allí las vistas del Monte Rosa de 4634 metros sobrecogen.

El acceso a Glaciar Matterhorn Paradise ( 3880 metros) me resultó una Odyssèe:  una hora y pico de colas, 3 cabinas con capacidad para 80 o 100 “ganadines” (así llamaba a los niños una buena mujer del campo que conocí). Las hordas entran como elefante en una cacharrería y si no estás ágil, te llevan en volandas…lo justo para claustrofóbicos.

Breuil – Cervinia.

La zona de conexión entre Suiza e Italia, Plateau Rosa – Testa Grigia (3480 metros), tiene una de las mejores bajadas. Me quedé reventada bajando hasta Breuil que está a 2050 metros, 1400 metros de vertical. Ese valle es amplio y soleado, las vistas del Lago Bianco desde la cabina de regreso a Suiza son increíbles.

Cayó una buena nevada estando allí y, en la zona bajo el glaciar del Matterhorn, las máquinas pisaron la mitad izquierda de la pista dejando el resto virgen para los esquiadores. Tanta nieve, hablo de 60-80 cm. de nieve polvo recién caída, hay que saber esquiarla y echa para atrás a muchos, con lo que había poca gente disfrutando de aquello.

Esquí en cotas altas.

Recomiendo a cualquiera que sea medianamente friolero que, en estaciones con cotas de esquí a mas de 3000m en invierno, se abrigue en condiciones. Es aconsejable llevar máscara de neopreno o pasamontañas, guantes cortaviento, gorro y casco. En cuanto a la ropa, hay que pensar en conservar la temperatura pero no sudar.

El acceso a la zona italiana se supera con una percha doble, estuve en febrero y hubo una ventisca que, si me muerde un tiburón ni me entero del frío que pasé.

La experiencia suiza.

El aprè-ski es fantástico, tampoco olvidaré las vistas del Matterhorn (4478 metros) desde la habitación del hotel. Por cierto, ¿para cuando en España van a organizar las semanas de esquí como hacen en los Alpes? Me refiero a cerrar paquetes competitivos que te animen a contratar media pensión y cenar en el hotel. Personalmente adoro el momento sauna y cena a las 19 tras una dura jornada de esquí.

Estos viajes me los tomo no sólo como una experiencia deportiva, sino gastronómica e idiomática porque se trata de aprender todo lo posible. En aquel año estaba empezando a estudiar alemán, esa semana me sirvió para practicar y sentir el placer de la interacción en otra lengua.

Zermatt es una estación muy turística, los japoneses llenaban las tiendas de marcas memorables como Swatch, Victorinox, zapatos Bally, chocolates Delafée, Roger Federer, Mammut, etc. Los suizos han elegido su bandera como estandarte y símbolo, sus colores y forma son reconocidos en todo el mundo. Además, se han posicionado como marca de prestigio asociando a esta imagen un conjunto de valores como el diseño, la calidad o la sofisticación. Han logrado que el valor de su marca cotice por las nubes y esté en el Top Ten de los lideres globales de Marca País.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Opiniones sobre esta estación o sobre esta entrada?

Anuncios

2 pensamientos en “Esquiar en Zermatt – Cervinia.

  1. Qué magníficos recuerdos.
    Ahora vivo en Angola y aquí hay que buscar otros retos.
    Buenos comentarios y buenas fotos.
    Que lo disfrutes

Los comentarios están cerrados.