Hacer realidad una pasión: microcerveceras

Proliferan las pequeñas empresas que, a nivel local pero con vocación global, están haciéndose un hueco en la industria de la cerveza. Pequeños emprendedores que aman esta bebida y están dispuestos a llevar su pasión muy lejos, trabajando duro en la elaboración de variedades de gran calidad que conquistan los paladares todos: de los que saben y de los que somos neófitos. Por supuesto, a la sombra del desarrollo de nuevos conceptos (por ejemplo: cerveza de café o con aroma de chocolate), aparecen tiendas especializadas que ofrecen una gama de cervezas impresionante, junto a un merchandising que invita a comprar porque complementa y mejora nuestra experiencia.

La cerveza es una oportunidad de negocio muy potente, como lo es el vino, las ginebras y en general la industria orientada a la calidad, lo gourmet, artesano, eco, etc. Nuestra alimentación va a transitar por estos caminos indudablemente en los próximos años.

Cuando hablo de microcerveceras hablo de la revolución de la cerveza artesanal, de una industria emergente que da respuesta a un cliente exigente que quiere probar cosas nuevas. Mayormente, entre los 25 y los 58 años las personas están abiertas a experimentar con nuevos sabores, consumir bebidas de calidad y a pagar por ello (no quiero decir con esto que fuera de estos margenes no sea así).  Ahora las microcerveceras están ensanchando las fronteras de la industria, dispuestas a producir variedad en cantidades pequeñas, algo que las grandes no se pueden permitir. Estas empresas se caracterizan por una pasión genuina de los emprendedores que las ponen en marcha y por una total orientación a la innovación. Buscan la mayor variedad posible porque quieren que las mentes de su clientela se abran a nuevos sabores.

“Cuando te abres a probar un nuevo sabor estás perdido, nunca vuelves a ser el mismo”

Aquí en León tenemos algunas de estas microcerveceras intentando hacerse un hueco en el saturado mercado de la cerveza, incluso Cazurra tiene su propio bar en el Barrio Húmedo a modo de flagship store , su packaging de lanzamiento es muy interesante y recuerda a la botella de gaseosa de toda la vida con tapón mecánico. Por cierto, las producen bajo pedido y reparten a domicilio. Además abrirán un brewup en la fábrica para poder degustarla allí mismo y enseñarán como hacer cerveza en casa.

Cerveza Cazurra Aora  se fabrica en Bélgica y es obra de bodegueros y enólogos de la provincia, de ahí su lema ” la cerveza de carácter leonés elaborada por gente del vino”. Se presentan en dos variedades Aora Mil Cien, en homenaje al aniversario del Reino de León celebrado en 2010, y Aora Tostada.

Debajo una infografía interesante sobre las variedades y tipos de cerveza a nivel mundial. ¿Objetivo probarlas todas?

En este momento de mi vida reflexiono sobre mis pasiones, valores y metas, buscando hacer lo que realmente me inspira y da sentido a mis días. Parece una utopía, pero este ejemplo de las microcerveceras me demuestra que hay que pensar en grande y ponerse en marcha, encontrar compañer@s de viaje adecuados y seguir aprendiendo.

Y ahora qué, ¿nos tomamos una cerveza?

Anuncios