Bruce Springsteen ha tocado para mí!

He estado este fin de semana en un concierto de Bruce, ha sido intenso y fugaz. Lo bueno si breve..Y no es afán por presumir, pero el concierto me lo dedicó a mi, a los que estábamos allí y nunca hemos comprado un disco suyo. Lo dijo en una entrevista:

“a los fans ya no les tenemos que conquistar, tocamos para los acompañantes, para esos otros que vienen a los conciertos pero que no nos siguen, con ellos tenemos una oportunidad”.

Conmigo han dado en el clavo, a mi me han tocado el corazón, al que estaba delante, no. El pobre debió de venir con sus colegas y tuvo que soportar 3 horas de concierto, mientras se agarraba la cabeza con las manos de puro hastío. Yo en cambio he tenido la suerte de estar ahí, de vibrar con la fuerza de su música y la energía de miles de personas entregadas de rostro sonriente.

En los conciertos de Bruce Springsteen y la E Street Band hay gente de todas las edades, pero predominan los mayores de 40. Cuando llegas a una ciudad donde van a tocar, todo se prepara para sus seguidores, y estos presentan toda la parafernalia que les identifica con su ídolo: pantalones vaqueros, camisetas de anteriores conciertos o discos, etc. Ya en el estadio todo es civilizado, somos mayores, hay orden pero sobre todo ilusión, nervios, canciones en la memoria esperando el pistoletazo de salida: la gente viene a bailar y cantar. Cuarenta años sobre el escenario permiten que el repertorio sea extenso, siempre hay sorpresas aunque esta vez venga a presentar su nuevo disco “Wrecking Ball”.

No me ha sorprendido saber que iba a “tocar para mi”, porque ya le voy conociendo, hace 9 años que soy fan consorte. A Bruce Springsteen le conocía porque es uno de los grandes pero nunca le he seguido, en cambio a mi pareja le encanta, tiene auténtica devoción. Por ese motivo he tenido la suerte de ir a tres conciertos que ha dado en España.

Durante este último he tenido tiempo de reflexionar sobre las cualidades que hacen de este tipo de 1,76 cms un músico imperecedero con millones de seguidores incondicionales de todas las condiciones.

¿Qué hace de Bruce Springsteen un ídolo que desata la locura por donde pasa?

  • La magia de las emociones: Hubo momentos de mucha intensidad, de nudo en la garganta y pelos de punta. Él sabe manejar los momentos en los que son importantes las palabras y los gestos.

  • Pura pasión: Habría que ver quien disfrutó más del concierto, que si el público o ellos mismos. Particularmente, ” el Boss” parecía estar disfrutando y pasándolo en grande. ¿Ves cuando la gente sonríe por dentro, qué se nota?
  • Vitalidad a los 62: eramos 45.000 personas, en un concierto en el que llovió mucho. La gente se caló pero él no se quedó corto, terminó empapado. Yo sólo pensaba “este señor se va a coger una pulmonía”. Iba de un lado al otro del escenario, subiendo y bajando, bailando al tiempo que tocaba y cantaba. Me preguntó que tipo de entrenamiento sigue. Pero más aún, este hombre despierta la líbido de muchas y muchos.
  • La humildad del “Jefe”: Es una sensación profunda, siempre pienso: “este tipo no está endiosado”, sigue dándolo todo en los conciertos, nunca he oído que haya defraudado. Hay una comunicación constante con su equipo, todos son importantes, todos tienen su papel y Bruce sabe que a ellos les debe mucho. Fue emotivo el homenaje a Clarence Clemens, saxofonista de la E Street Band fallecido en 2011.

  • Engendra ilusión, vida, alegría. Había una energía en el estadio que era capaz de soportar tempestades, que buen rollo. Un hombre detrás de mi, 55 años o más, parecía adolescente con sus tejanos mientras sonreía con los ojos cerrados.
  • Sabe escuchar y ser agradecido. Está pendiente de su público, no sólo de aceptar sus peticiones sino de entender que el ambiente y las circunstancias a veces exigen cambios, pero todo funciona a la perfección, sus acordes a la guitarra se acoplan en cualquier momento para demostrar su nivel técnico.
  • Es genuino y único. Tiene una personalidad que envuelve, es fiel a su estilo y contagia el amor por las cosas auténticas.

Lo cierto es que me siento afortunada de haber tenido la experiencia de volver a verle, porque siempre me ha sorprendido para mejor. Espero que esta oportunidad no sea la última y pueda disfrutar de otra dosis de talento musical y humano de este genio del rock&roll.

¿Has estado en algún concierto de Bruce Springsteen y quieres compartir tu experiencia? Adelante, eres libre para hacer tus comentarios.

Anuncios

2 pensamientos en “Bruce Springsteen ha tocado para mí!

  1. También tocó para mí. No he encontrado todavía un disco completo de Bruce que me flipe como para escuchar y escuchar. Muchas canciones de él me parecen, musicalmente hablando, muy similares. Otras me dicen poco o nada, pero sí que hay otras que son himnos del rocanrol y me ponen los pelos de punta.
    Las otras veces que lo he visto me ha defraudado un poco por el sonido (si no se escucha bien a toda la banda poco te puede decir un concierto si no eres un fan enloquecido). Pero siempre que salgo de uno de sus conciertos me compro otro disco que todavía no tenga porque, como comentas, es todo pasión y transmite alegría e ilusión entre otras muchas cosas, pero es que además es un musicazo como la copa de un pino y un mago en el escenario.
    De las tres veces que lo he visto esta ha sido la mejor, la que también más me ha pegado. El sonido, esta vez, era espectacular. Pero además es que durante todo el día se respiraba rocanrol por toda la ciudad y eso te predispone mogollón… claro, eso y la buena compañía.

Los comentarios están cerrados.