Básico: ¿Qué esquís me compro?

En el mercado existen multitud de marcas comerciales que compiten en innovación en cuanto a materiales, diseño, tecnología, seguridad y mejorar la experiencia del deportista. Cuando vamos a comprar unos esquís solemos tener dudas sobre cual será el equipo más adecuado, la recomendación inicial es pensar en nuestro nivel de esquí, que tipo de esquí queremos practicar con ellos y en que condiciones los vamos a utilizar.

Antes de ver los tipos de esquís que podemos encontrar en las tiendas vamos a hacer una distinción importante entre lo que se denomina Backcountry y Sidecountry.

1. Backcountry, hace referencia al esquí que podemos practicar en una estación de invierno fuera de pistas balizadas o una zona rural o de montaña, sin vigilancia, en el que se buscamos nieve polvo recién caída).

2. Sidecountry, tiene que ver con el esquí que podemos realizar en una estación utilizando medios mecánicos, habiendo personal de pistas que han preparado las laderas y tratado la nieve con anterioridad.

Modalidades de esquí.

En cuanto a los tipos de esquís que encontraremos en el mercado son los adecuados para cada tipo de actividad que deseamos practicar. Tenemos:

Esquí alpinos o de descenso. Comenzó a practicarse en los Alpes, de ahí que reciba este nombre. En las competiciones el objetivo es realizar el descenso en el menor tiempo posible, siguiendo un trazado sinuoso marcado por unas balizas especiales llamadas puertas. Pero hablando de el equipo, hora tiene sentido la distinción que hemos hecho antes, por que dependerá de si vamos a esquiar por o fuera de pistas. En el primer caso necesitamos rigidez y cada marca utiliza una tecnología para darles estabilidad y evitar vibraciones. Si los usamos para salir fuera de la pista balizada, nos irán bien unos más flexibles y anchos ya que la nieve es más blanda, con las espátulas delanteras grandes.

Cada fabricante tiene sus modelos, hay desde esquís para competición (Race) , los llamados “all mountain”, que son versátiles y permiten cambiar de tipo de nieve, de modo que podemos usarlos un 50% pista y 50% fuera (más o menos), Front Side, Freeski y ( una derivación dentro del mismo FreeSkiing), Park&Pipe, etc.

Esquí nórdico o de fondo o a campo traviesa, en inglés cross-country; comenzó a utilizarse como medio de desplazamiento en los países nórdicos cuyo suelo está cubierto de nieve la mayor parte del año. En esta modalidad no se fija el talón de la bota a la base de los esquís como ocurre con el esquí alpino. El esquí nórdico incluyo modalidades como: esquí de fondo, salto de esquí, combinada nórdica, biatlón y telemark.

Con la última clasificación hay mucha confusión, ya que estos términos se utilizan indistintamente.

Ski Touring, que es un tipo de esquí que se apoya en la fuerza humana en lugar de en arrastres y otros mecanismos. Es una mezcla de esquí alpino y nórdico, donde la clave está en que el talón del esquiador queda libre para poder caminar y ascender por las lomas. Hay distintas subdisciplinas en el Ski Touring: esquí de montaña, esquí de travesía, telemark, backcountry nórdico, turismo alpino (randonnée), etc

Es decir, con tantas modalidades y con los avances tecnológicos que existen, se hace imprescindible tener en cuenta el uso que queremos dar al equipo antes de adquirirlo.

Esquís para mujeres.

Los esquís para mujer son diferentes de los esquís diseñados para hombre. En la mayoría de los casos tenemos una estatura y peso inferior a los hombres, por eso nuestros esquís tienen que ser más flexibles, ligeros y tienen puntos de fijación ubicados más adelante en los esquís, para ajustarse al centro de gravedad de la mujer.

Los modelos para mujeres no tienen solamente diferencias estéticas. El tamaño de la espátula es generalmente más corto, para adaptarse a la altura y al peso medio de las mujeres. Pero eso no es todo: la morfología de las mujeres– la forma de su cadera especialmente- hace que el peso de su cuerpo este inclinado hacia atrás.

Existen algunos modelos unisex, pero otros llevan una tecnología conocida como cola sobrealzada en las fijaciones: un bulto a nivel del tacón que permite elevar y compensar la postura natural hacia atrás de las mujeres para darles un mejor equilibrio, más precisión en las curvas, una sensación más agradable al deslizar.

Otras consideraciones a la hora de comprar nuestros esquís.

  1. Esquiabilidad o accesibilidad de las tablas. Recomiendo encarecidamente fijarse en el peso de las tablas. Por propia experiencia he comprado unas que me resultan pesadas de mover y me exigen esfuerzo extra.
  2. Hemos de tener en cuenta la relación que existe entre nuestro peso y la longitud de las tablas. También en relación a nuestra altura, como norma vale que no sean mayores que nosotros, pero se tiende a que sean de 10 a 25 cms más bajos que el esquiador descalzo.
  3. Importante, en el ancho del esquí. Tenemos tres zonas donde veremos medidas del esquí, en resumen en nieve polvo necesitamos más anchura para no hundirnos. Además, el ancho a la altura del patín (donde van las fijaciones de la bota) nos dará reactividad si es estrecho y estabilidad si es ancho. En el caso del talón o cola, si es estrecho facilita el derrape, si es ancho vuelve a permitir mayor estabilidad y portabilidad. Si esquiamos rápido, el esquí necesita una cota de patín y cola más estrecha par evitar la vibración que produce el planeado sobre la nieve.
  4. Pensemos en que nivel tenemos para ver la longitud de esquí que compramos: principiante (esquí corto – 20 /25 cms por debajo), buen nivel (15/25 cms), experto (10-20 cms), competición (de 5 a 15 cms menos). Si somos principiantes necesitamos un esquí ligero. Vale como regla general, cuanto más corto el esquí más manejable. Cuanto más largo, más estabilidad nos proporciona a alta velocidad y más sustentación en nieve profunda.
  5. En el dilema Carvin o no Carvin es fácil la solución: Carvin, pues se ha impuesto definitivamente. Su espátula ancha nos facilita la entradas en las curvas.

Bien, hasta aquí unos consejos que iré ampliando en adelante. Como despedida dejo un vídeo para que os comáis las uñas hasta la próxima temporada de nieve.

Si crees que me he dejado algo, por favor, ayudame a mejorar esta entrada. Aquí abajo puedes dejar tus comentarios.

Anuncios